Operación Musketoon

La operación Musketoon era la palabra en clave para una incursión anglo noruega en la Segunda Guerra mundial. La operación se montó contra la central eléctrica Glomfjord sostenida por los alemanes en Noruega entre el 11-21 de septiembre de 1942.

El partido que asalta consistió en dos oficiales y ocho hombres del Comando núm. 2 y dos hombres de las Fuerzas armadas noruegas en el exilio que eran la parte del Ejecutivo de Operaciones Especial. El cruce del Mar del Norte por el submarino, a la llegada a Noruega con éxito atacaron y suficientemente dañaron la planta; permaneció inoperante para el resto de la guerra.

Para evadir pelotones de salvamento alemanes, los comandos se dividen en dos grupos. Un grupo de cuatro hombres sin peligro alcanzó Suecia y finalmente se repatrió atrás al Reino Unido. El segundo grupo se capturó; un hombre murió de sus heridas y los otros siete se tomaron a Alemania, interrogaron y luego ejecutaron en el campo de concentración de Sachsenhausen.

Fondo

Después de que la Fuerza Expedicionaria británica se había evacuado de Dunkirk en 1940, el primer ministro Winston Churchill pidió que una fuerza se reuniera y se equipara para infligir bajas a los alemanes y sostener la moral británica. Churchill dijo a la Junta de Jefes de Estado Mayor proponer medidas para una ofensiva contra Europa ocupada por los alemanes y declaró: "Deben estar preparados con tropas especialmente entrenadas de la clase del cazador que pueden desarrollar un régimen de terror abajo la costa enemiga." Un oficial del estado mayor, el teniente coronel Dudley Clarke, había presentado ya tal oferta al señor John Dill General, el Jefe del Estado mayor Imperial. Dill, consciente de las intenciones de Churchill, aprobó la oferta de Clarke. Tres semanas más tarde la primera incursión de comandos ocurrió. Los atracadores no pudieron juntar cualquier inteligencia o dañar cualquier equipo alemán; su único éxito estaba en la matanza de dos centinelas alemanes.

El Comando núm. 2 era una unidad de comandos del ejército británico durante la Segunda Guerra mundial. El Comando núm. 2 original, a diferencia de las otras unidades de comandos, se formó de voluntarios desde más allá del Reino Unido y siempre se quería para ser una unidad del paracaídas. El 22 de junio de 1940, el Comando núm. 2 se volcó para lanzar en paracaídas deberes, y, el 21 de noviembre, se nombró de nuevo como el 11er Batallón del Transporte aéreo Especial y finalmente 1er Batallón del Paracaídas. El primer Comando núm. 2 no realizó ninguna operación antes de volcarse para lanzar en paracaídas deberes. Después de su nueva designación como el 11er Batallón del Transporte aéreo Especial, un segundo Comando núm. 2 se formó. Este nuevo Comando núm. 2 estaba bajo la orden del teniente coronel Augusto Charles Newman, Su primera acción consistía en cuando dos Tropas apoyaron al Comando núm. 3 en la incursión de Vaagso en el diciembre de 1941. Esto fue seguido del ataque contra St. Nazaire en el marzo de 1942. La siguiente acción que implica a hombres del Comando núm. 2 era la Operación Musketoon. El objetivo era destruir la central eléctrica de Glomfjord en Glomfjord, al sur de Narvik, que proveyó una planta de aluminio en el área.

La central eléctrica Glomfjord se construyó en 1918, al final de Glomfjord. Se localiza en una meseta que se cae directamente abajo al mar. La planta comprendió tres edificios: el más largo era el pasillo de la maquinaria; el edificio del medio alojó la sala de control y oficinas; y el último edificio era de tres pisos y conocido como la casa del aparato. Era una central eléctrica hidroeléctrica provista por dos cañerías que bajan la montaña de lagos interiores. Aparte de la fábrica de aluminio, la central eléctrica también suministró el poder con pueblos locales.

Misión

Los hombres seleccionaron para la Operación Musketoon eran dos oficiales y ocho hombres del Comando núm. 2 y dos cabos noruegos de Norwegian Independent Company 1, parte del Ejecutivo de Operaciones Especial. La incursión fue mandada por el capitán Graeme Black, de Ontario en Canadá. El subjefe era el capitán Joseph Houghton. Los otros hombres del Comando núm. 2 eran: el Sargento mayor de la Compañía Miller Smith, Lance Sergeant Richard O'Brien, Lance Bombadier Guillermo Chudley y John Fairclough privates, Cyril Abram, Eric Curtis, Reginald Makeham y Fred Trigg. Los dos cabos noruegos eran Erling Djupdraet y Sverre Granlund. Durante una quincena antes de irse a Noruega, el equipo había sido la formación en una finca del país grande en Escocia. Durante la etapa de planificación se supuso que los comandos se recogían después de la incursión, por un hidroavión Sunderland Corto. Esto se anuló antes de que se fueran, debido a riesgos para el avión. En cambio se dirigirían hacia Suecia neutra. Para asistir en esto, cada hombre se publicó con el equipo especial, que incluyó un mapa de seda de Noruega y Suecia, un mapa de papel de arroz de Rusia y notas de Kroner noruegas. También llevaron dos brújulas (un cosido en cada etiqueta del cuello), una lámina de la sierra para metales, un cuchillo de enfrentamientos y una pistola del Potro. La única otra arma portátil tomada era una metralleta Sten suprimida, llevada por el capitán Houghton.

Cruce de mar

Para transportar a los atracadores a través del Mar del Norte, un submarino de la clase de Minerve, Q186 Junon, bajo la orden del comandante Querville y perteneciendo a la Marina francesa Libre se usó. Junon se seleccionó porque en la silueta tenía el aspecto de un U-barco alemán, que podría ser ventajoso de ser visto en la superficie. El submarino salió de las Islas Orcadas en 11:40 el 11 de septiembre de 1942, bajo la escolta en aguas británicas por el Esturión HMS, HMS Tigris y Rayo HMS. Junon cruzó el Mar del Norte pasado por alto y, acercándose a Glomfjord, se levantó a la profundidad del periscopio. La comprobación del horizonte descubrieron que un barco de pesca los arrastraba; se estrellan se zambulló, pero esta observación no parece haber puesto en peligro la operación. El comandante de la incursión, el capitán Black, se había decidido en contra de un asalto frontal ya que sospechó que cualquier defensa alemana esperaría sólo esto. El submarino entró en Bjaerangsfjord sólo al sur de Glomfjord el 15 de septiembre.

Incursión

El submarino se había decidido por el fondo del fiordo hasta la oscuridad y había emergido en 21:15 para poner a los comandos a tierra por el bote. Sin peligro alcanzando la orilla escondieron su bote bajo algunas piedras y musgo. Entonces salen a través de las montañas a Glomfjord. Alcanzando el Glaciar Negro pasado por alto, el capitán Houghton y uno de los noruegos, Granlund, siguió adelante para realizar un reconocimiento del área. Cuando el partido del reconocimiento volvió comenzaron a subir la montaña. Esto se hizo una subida cada vez más difícil: en una etapa tuvieron que cruzar un cerca de la cara de la roca vertical antes de alcanzar la cumbre. Los comandos eran inconscientes que su presencia se sospechó ya. Un partido topográfico alemán estaba en el área, y su comandante, Leutnant Wilhelm Dehne, había descubierto a algunas cifras no identificadas encima de Glomfjord. Más tarde descubrió los paquetes del cigarrillo de algún Jugador y los restos de un campo. Por suerte para los comandos, su ruta atrás a Glomfjord se le llevó de donde esperaban, en un escondite que pasa por alto la central eléctrica.

Descansando en su se esconderás para el día siguiente, los comandos revisaron su plan de ataque y retirada del área. Dejaron su escondite en 20:00 el 17 de septiembre para comenzar su ataque contra la central eléctrica. En su enfoque descubrieron un pequeño arte en el fiordo; el temor de ellos perdería el elemento de sorpresa de ser vista, se retiraron atrás encima de la colina. Antes del alba no habían sido capaces de alcanzar su escondite anterior; mientras estaban en una posición expuesta decidieron quedarse donde eran hasta esa noche. Los comandos habían comenzado ya a quedarse sin provisiones, y el capitán Black ordenó que el ataque siguiera esa noche, 19/20 septiembre, pase lo que pase.

Los comandos se dividieron en dos grupos para el ataque. Un grupo que consiste en Lance Sergeant O'Brien, Lance Bombadier Chudley y Curtis Privado apuntó dos cañerías de alta presión en el diámetro, que conduce de la cumbre de la montaña en la planta. Alcanzando su objetivo, plantaron sus gomas en un modelo para hacer volar un hueco en los tubos. Atando un fusible retrasado de 30 minutos, esperaron a oír los explosivos que se marchan en la fábrica, que era la señal de activar su fusible.

Los otros nueve comandos habían salido para la parte trasera de la central eléctrica. Siete de ellos entraron en el pasillo de la maquinaria, abandonando a dos comandos para guardar la salida. Los comandos que entraron en la central eléctrica descubrieron que los alemanes habían dejado la sala de control. Sólo un ingeniero noruego estaba de servicio. El sargento Smith y Fairclough Privado se detallaron para plantar sus explosivos entre la maquinaria en la casa de poder, mientras los otros comandos localizaron el lugar donde el personal noruego trabajó y durmió. Los trabajadores se recogieron y se ordenaron abandonar la central eléctrica vía un túnel de acceso de la longitud, que también era la única ruta de la tierra entre la central eléctrica y los pueblos en el fiordo. En su enfoque al túnel una guardia alemana fue matada por Granlund y el otro se escapó abajo el túnel para dar la alarma. Para retrasar cualquier refuerzo alemán, los comandos dejaron bombas del humo en el túnel. Para estas fechas los comandos en la central eléctrica habían puesto sus gomas con fusibles de la tardanza de 10 minutos en turbinas de la planta y generadores.

Captura

Para oír las explosiones en la central eléctrica, el grupo de Lance Sergeant O'Brien activó sus propios explosivos. Ambos grupos entonces se retiraron atrás en las colinas, como los refuerzos alemanes llegaban a la planta. Los alemanes estaban poco dispuestos a entrar en el túnel, temiendo que pudiera ser el bobo atrapado, por tanto usaron barcos que pertenecen a los aldeanos para evitar el túnel y alcanzar la central eléctrica. Granlund había seguido adelante delante del grupo principal que trata de localizar un puente del pie para ayudar a su fuga. Realmente localizó una choza de la montaña ocupada por tres noruegos que pidió direcciones, el mejor que podrían hacer era le atraen un mapa. Granlund se fue para intentar y localizar el puente, pero volvió a la choza pronto después de la incapacidad para encontrarlo en la oscuridad. Llegó atrás al mismo tiempo como el capitán Houghton y el otro noruego, Djupdraet todos los tres entraron en la choza. Inconscientemente mientras Granlund había estado lejos dos alemanes había llegado a la choza y estaban ocupados preguntando a los inquilinos. En la lucha consiguiente, uno de los alemanes se mató y otro herido. Djupdraet también se hirió, se apuñaló en el estómago con una bayoneta.

Los comandos restantes llegaron a la escena y administraron primeros auxilios a Djupdraet. Su herida era tan severa, decidieron dejarle para conseguir el tratamiento. Los comandos restantes ahora se dividen en dos grupos para evadir los pelotones de salvamento alemanes e hicieron su camino adelante encima de la montaña. Un grupo, consistiendo en Lance Sergeant O'Brian, el Cabo Granlund, y Fairclough privates y Trigg, fue al norte alrededor de las montañas. El segundo grupo de los capitanes Black y Houghton, CSM Smith, Lance Bombadier Chudley, y Curtis privates, Abram y Makeham, tomó la ruta del sur. El segundo grupo fue descubierto por los alemanes que abrieron el fuego, hiriendo al capitán Houghton en el brazo derecho. Atrapado y rodeado se obligaron a rendirse. El grupo de O'Brian se separó en dos grupos más pequeños, Granlund que sale solo. Todos ellos finalmente Suecia alcanzada sin el incidente adicional y todos los cuatro se repatriaron en avión a RAF Leuchars. De los otros ocho, Djupdraet murió de sus heridas en el hospital, tres días después de la incursión. Enviaron a los otros siete prisioneros de guerra a Alemania.

Los siete se enviaron primero al castillo Colditz y lograron entrar en contacto con los otros presos, dándoles sus nombres que se pasaron a MI5 en Londres. El 13 de octubre de 1942 se quitaron de Colditz y se tomaron al SS-Reichssicherheitshauptamt (RHSA) oficina central en Berlín, donde fueron interrogados uno tras otro por Obergruppenführer Heinrich Müller. Permanecieron en Berlín hasta el 22 de octubre, cuando se tomaron al campo de concentración de Sachsenhausen. Durante el día siguiente, el 23 de octubre, pegaron un tiro todos a ellos detrás del cuello y sus cuerpos cremados. Estos comandos eran los primeros en caerse la víctima con el Pedido de Comandos de Adolf Hitler publicado el 18 de octubre de 1942, que pidió la ejecución de todos los comandos después de la captura. La historia alemana oficial dada a la Cruz Roja era que los siete hombres se habían escapado y no se habían recobrado.

Secuela

La incursión se consideró un gran éxito, ya que pareció probable que la central eléctrica permanecería fuera de servicio hacia el final del final de la guerra. Después de volver al Reino Unido y un interrogatorio, concedieron a Lance Sergeant Richard O'Brien la Medalla de Conducta Distinguida, y ambos concedieron a Trigg privates y Fairclough la Medalla Militar. De los cuatro sobrevivientes, el Cabo Granlund se mató en el febrero de 1943, junto con un británico y cuatro comandos noruegos como la parte de la Gaviota de Operación, cuando Uredd submarino noruego se hundió de la costa noruega. Trigg privado se mató en Italia y se sepulta en el monumento conmemorativo de Cassino. Lance Sergeant O'Brien y Fairclough Privado sobrevivieron la guerra.

Después de la guerra, el 15 de noviembre de 1945, concedieron al capitán Graeme Black el Pedido de Servicio distinguido y el capitán Joseph Houghton la Cruz Militar antedatada al 22 de noviembre de 1942. Black y Houghton y los otros cinco hombres de la Operación Musketoon se conmemoran en la placa del monumento conmemorativo del Campo de concentración Sachsenhausen y el Monumento conmemorativo Brookwood.

El monumento conmemorativo Brookwood es para hombres y mujeres de los británicos y ejércitos de Comunidad que murieron durante la Segunda Guerra mundial y no tenga tumba conocida.

El comandante alemán en Noruega, Generaloberst Nikolaus von Falkenhorst, se capturó después de la guerra y procesado por un tribunal militar británico por su parte en la realización del Pedido de Comandos. Encontrado culpable a ocho gastos de impulsar las fuerzas bajo su orden de matar a hombres capturó en incursiones de comandos o dar a prisioneros de guerra a Sicherheitsdienst (Dakota del Sur) para la ejecución, se condenó a la muerte, que se conmutó más tarde a la vida imprisonment. {se liberó en 1953 y murió en 1968 }\

Notas

Bibliografía

Enlaces externos



Buscar